English
+34 91 193 11 69 LinkedIn Email

Outsourcing externalizar para ganar 5 tareas idóneas

Oficina de outsourcing

Nos encontramos inmersos en un mundo globalizado y altamente competitivo. La búsqueda de productividad e innovación con recursos limitados obliga a las empresas a centrarse en el eje principal de su negocio, redefiniendo así su estrategia y delegando a otras organizaciones especializadas, aquellas áreas que no forman parte central de su actividad productiva.

Esta forma de trabajar dentro de las organizaciones se conoce como Outsourcing, BPO o externalización de servicios, es decir, la subcontratación de un proveedor que se ocupe de determinadas actividades que desempeñaba la empresa anteriormente. Surge como respuesta a los rápidos cambios tecnológicos que caracterizan nuestra economía actual, así como la globalización, internacionalización de los mercados y la desregulación del comercio mundial.

El outsourcing es una forma de reducir costes y de encontrar la eficiencia

En un momento de gran incertidumbre económica como la actual, el outsourcing no es solamente una forma de reducir costes sino también un camino hacia la búsqueda de la eficiencia, ya que cada compañía se centrará en aquella actividad que mejor desarrolla y en la que se centra su ventaja competitiva, promoviendo con ello, la aparición de compañías relativamente pequeñas y sumamente flexibles, con una gran especialización y efectividad.

Un ejemplo de ello son las Start-up, empresas de nueva creación que suelen externalizar con frecuencia los departamentos de administración, fiscal y financieros utilizando los servicios de gestorías externas en la materia y centrándose únicamente en las funciones claves del negocio. También es el caso de la mayor parte de las PYMES que externalizan las funciones legales, utilizando los servicios jurídicos de despachos legales que les asesoran periódicamente, atienden consultas puntuales o trabajan a resultado en un pleito.

Hoy en día resulta poco viable el mantenimiento de un departamento que no forma parte fundamental en la producción de la compañía, debido a los grandes costes que ello implica, tanto en personal, como en formación.

Hemos seleccionado 5 funciones que, normalmente, se llevan a cabo en el departamento comercial y que son óptimas para externacionalizar según nuestro punto de vista.

Contabilidad:

Facturación

Comprobación y verificación de pagos, recibos, pedidos
Collection
Comprobación del scoring de crédito para ofrecer financiación a los clientes

RRHH
– Verificación y comprobación de documentos, certificados laborales
– Realización de contratos laborales
– Gestión de nóminas, finiquitos, altas y bajas
– Proceso de reclutamiento vía telefónica

Atención al cliente
– Soporte Omnicanal: telefónico, whatsapp, e-mail, chatbots…
– Servicio post venta
– Soporte técnico
– Sales assistance
Registro de pedidos y solicitudes

Administración
– Gestión de agendas, reuniones y citas
– Gestión de compras
– Pricing
– Control del inventario
– Gestion ERP:CRM

Comercial
– Seguimiento de envíos
Concertación de visitas comerciales
Televenta
Convocatoria de eventos
Investigación y estudios de mercado
Depuración de base de datos

El objetivo último del Outsourcing es la concentración de esfuerzos, por parte de la compañía, en las actividades principales, reduciendo sus costes y personal, así como la potencialización de los talentos humanos, otorgando un mayor valor agregado para los clientes y sus productos.

Nos encontramos en un mundo donde los hábitos de compra de los consumidores han variado con la tecnología y las nuevas comunicaciones. Estos cambios nos obligan a adaptar nuestros métodos de venta. Es el momento de redefinir nuestra estrategia comercial.

Dejar un comentario