English
+34 91 193 11 69 LinkedIn Email

Telemarketing y televenta ¿sabes la diferencia?

imagen de mesas y puestos trabajo en un call center

Se dice el pecado pero no el pecador. Lo decimos porque hay ‘opinólogos’ que dicen que el telemarketing es «vender por teléfono». Y se quedan tan anchos.

Vamos a ser claros desde el principio: telemarketing y televenta no son iguales. Son actividades claramente diferentes, aunque aún haya muchos que piensan lo contrario.

El telemarketing es un servicio que genera interés. Es una forma de realizar marketing directo que utiliza el teléfono para llegar a los consumidores, transmite mensajes, informa, evalúa comentarios, analiza y crea oportunidades, concierta citas, y puede llegar a producir ventas.

Es considerado marketing directo porque la empresa se relaciona directamente con el cliente o consumidor final.

En cambio, la televenta es un servicio que vende productos directamente al cliente por teléfono. Tal cual.

‘Telemarketing’ y televenta. ¿Qué debes saber?

Su finalidad es su principal diferencia. Mientras que el telemarketing depende de cuáles sean los objetivos de campaña o de empresa, la televenta tiene un único propósito: vender. Y cuanto más mejor.

El marketing directo permite contactar con clientes potenciales para informarles de quiénes somos y qué ofrecemos, llevar a cabo test y encuestas de satisfacción, realizar sondeos de opinión y de mercado e incluso averiguar las posibilidades de éxito de nuestros productos.

Si todo esto está bien elaborado la televenta tiene muchas más oportunidades.

¿Qué puede hacer el ‘telemarketing’ por ti?

► En realidad no es por ti, es para ti. Y no se trata de un juego de palabras, sino que es tu empresa, tus productos y tu marca quienes más se benefician. Nada personal.

► El telemarketing lleva su tiempo, exige rigor técnico y determinar un presupuesto. Contactar o encontrar nuevos clientes o generar interés para tu marca, tus productos o servicios tiene un valor incalculable: llevas la información directamente a tu cliente.

► Identifica calidad por encima de la cantidad. Si la información de marketing es excelente e identificas clientes potenciales, podrás hacer que el equipo de televentas los cierre.

► Permite obtener una base de datos de máxima fiabilidad.

► Un buen equipo de telemarketers es un activo de empresa. Nosotros somos un call y contact center profesional y sabemos por experiencia propia que se reducen costos de entrenamiento, se obtiene información privilegiada, se resuelven dudas y no hay nadie mejor que los teleoperadores profesionales para formar y preparar a los televendedores.

► El telemarketing humaniza el proceso comercial. Presenta lo que ofreces directamente a los potenciales clientes. De tú a tú.

► Permite la investigación de mercado, bien para obtener información de primera mano de los clientes existentes, bien para averiguar tendencias de compra, evaluar el potencial de nuevos negocios o resolver problemas reales.

► Aceptar una llamada de telemarketing -no tan agresiva como una comercial- proporciona una oportunidad de servicio al cliente que más tarde se puede convertir en una posible venta a medida.

► La interactividad mediante el contacto telefónico personal directo con el usuario, haciéndolo bien, en muchos casos proporciona satisfacción al cliente. Sobre todo, si resuelve dudas o soluciona problemas.

► Permite ofrecer mucha información superando a la de cualquier anuncio u otro tipo de publicidad y la conversión de la llamada es fácilmente medible. Es un medio de comunicación en sí mismo y un espacio para vender tan válido como pueda ser la radio o la televisión.

► Una buena campaña de telemarketing estimula una buena campaña de televenta.

¿Qué necesito para realizar una buena televenta?

Da igual que seas autónomo, emprendedor, pyme o una multinacional. La televenta es una herramienta eficaz que ayuda a tu negocio.

Por la experiencia que otorga trabajar en un call center, te ofrecemos dos consejos básicos: una buena selección de teleoperadores y, a ser posible, una buena y actualizada base de datos.

► La herramienta de trabajo es tu voz sin lenguaje gestual donde apoyarte. Cuida mucho el tono, los tiempos y las expresiones.

► La televenta aumenta las tasas de conversión y disminuye los costos comerciales. Aprende a utilizarla con eficacia.

► Asocia preparación y espontaneidad. Es muy útil disponer de un guion básico, pero también aportar frescura y cercanía para quien está al otro lado del teléfono.

► La televenta rentable requiere experiencia específica.

► Como operador jamás pierdas el control. Nunca se sabe quién o cómo te pueden responder, pero tu aptitud marca la diferencia.

► La televenta es una ventaja para el cliente que desde su hogar u oficina puede comprar -especialmente un servicio- sin la necesidad de desplazarse. Elimina gastos tanto a quien compra como a quien vende.

► En un proceso de televenta la gestión del tiempo es de vital importancia. Dispones de pocos minutos para lograr el objetivo marcado por el telemarketing. Si el cliente se cansa habrás perdido la venta.

► Profesionalidad ante todo. Hay que tener organizada la información, dominar el tema y el producto y saber responder de manera adecuada las preguntas más habituales. Hacerlo con seguridad y rapidez te será de gran ayuda.

“Me ha quedado claro que telemarketing y televenta no son iguales, pero… ¿y si los juntamos”.

Por supuesto que sí. Ambos servicios pueden combinarse y obtienen la máxima eficacia si se llevan a cabo por la misma compañía, trabajando estratégicamente como un equipo conjunto.

Los telemarketers atesoran datos y preparan la cita y los telesales cierran el trato.

La experiencia profesional acumulada en casi una década como contact center omnicanal nos permite distinguir con claridad cada necesidad para cada cliente, y cuando los equipos de telemarketing y televenta trabajan coordinados se suelen producir resultados espectaculares.

Si un equipo atrae un flujo constante de información con clientes potenciales y el otro comercializa de manera personalizada, la interacción garantiza que ambos servicios cumplan el mismo objetivo: tu éxito de ventas.

En el Departamento Comercial y en el de marketing es posible que ya conozcan la diferencia, pero si eres neófito, te resumimos: si necesitas transmitir o contactar con tu cliente para obtener o darle datos, utiliza el telemarketing. En cambio, si ya tienes todos los datos precisos y potenciales clientes, aplica la televenta.

Ah, y si todavía tienes dudas, llámanos. Te vamos a escuchar con atención.